share This

Hepatitis “A” afecta más a niños menores de 12 años

sábado, 27 de julio de 2013

 

* Es el virus más común y está presente en todo lugar, señala SSA en el Día Mundial de la Hepatitis

En el marco del Día Mundial de la Hepatitis, la Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado señaló que la hepatitis A –que se caracteriza por infección e inflamación del hígado- es un padecimiento altamente contagioso que afecta más a los niños menores de 12 años, y de los cinco tipos que existen (A, B, C, D y E), es el virus más común en el mundo y, por tanto, en México y en Colima, está presente en todo lugar, en forma esporádica, epidémica y, en ocasiones, con frecuencias cíclicas.

La hepatitis, agregó, se transmite por el contacto con personas enfermas o por consumir agua y alimentos contaminados. Y aun cuando es de carácter benigno y, por ello, no implica riesgos graves a la vida, este padecimiento debe ser atendido de manera adecuada y oportuna.

El departamento de Epidemiología de la SSA abundó que la hepatitis A se transmite por comer o beber alimentos o agua contaminados con heces fecales que están infectadas con este virus. No causa alteraciones de la función hepática y rara vez es mortal, aunque puede causar síntomas debilitantes y hepatitis fulminante (insuficiencia hepática aguda), que se asocia a una alta mortalidad.

Respecto a los demás tipos de hepatitis, indicó que la B se transmite por contacto sexual a través de semen y flujos vaginales, y por sangre y otros fluidos del cuerpo de una persona infectada; la C se contagia principalmente de forma parenteral, es decir, entra al cuerpo vía intravenosa, subcutánea o intramuscular; la D es un virus incompleto que no infecta por sí mismo, solo cuando ya existe una infección por hepatitis B activa, y la E se transmite a través de agua contaminada y también se ha reportado que mediante el contacto con animales, aunque de forma rara.

Y aun cuando las complicaciones de la hepatitis son mínimas, se deben principalmente por un mal manejo de la enfermedad con remedios caseros y medicamentos autorecetados, por lo que se debe acudir inmediatamente al médico ante las primeras manifestaciones de la enfermedad, como lo son el amarilleo de la piel y ojos (ictericia); orina oscura; fatiga extrema; náusea; vómitos, y dolor abdominal.

Para lograr el control de la hepatitis y evitar su propagación, se recomienda en caso de enfermar no asistir a la escuela, guardería u sitios de trabajo; mantener los objetos de uso personal del enfermo aislados del resto de la familia; lavarse frecuentemente las manos, sobre todo después de ir al baño y antes de comer o de preparar alimentos, y evitar la dieta con grasas.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud federal, en los últimos diez años los casos de hepatitis A, D y E han tenido un comportamiento descendente; la B ha tenido variaciones, y la C ha tenido una tendencia ascendente, con una tasa promedio de crecimiento anual de 10% en el número de casos.

#SaludCol

Colima, Col., 27 de julio de 2013